Corriendo al otro lado del mundo.

El sueño de la mayoría de los maratonistas es completar los 6 majors (Chicago, Boston, Nueva York, Berlín, Londres y Tokio), en mi caso no es la excepción, sin embargo cuando apliqué para el sorteo de Tokio no creí quedarme, pero así fue, por lo que tuve que seguir entrenando fuertemente después de haber corrido el maratón de Toronto en octubre pasado para lograr un buen resultado.

Tokio sería el primer maratón en el que entrenaría siguiendo por completo todo el proceso del plan de mi entrenador, desde la base, fuerza, técnica y velocidad, lo cual disfruté muchísimo, él me hizo ver lo que soy capaz de hacer.

24Tokio

Fher se encarga de hacer la magia.

Cada lunes esperaba el programa semanal y siempre me sorprendía de los ritmos que me mandaba. Fher fue mi guía para estar preparada al 100% para enfrentar mi sexto maratón; siempre estuvo al pendiente de mis dudas, incertidumbres y locuras. En esta ocasión por primera vez corrí un medio maratón (Veracruz) para saber las condiciones en las que llegaría al maratón y nos fue bien. ¡Qué lindo se corre en el malecón jarocho!.

Miércoles 22 de Febrero, el sueño comienza.

Con casi 4 meses de entrenamiento y después de 14 horas de vuelo llegamos a Tokio, no sin antes vernos sorprendidos por el majestuoso monte Fuji, el cual se nos apareció unos segundos en nuestro camino hacia el hotel; segundos que fueron suficientes para que se me volcara el corazón y para saber que sería un grandioso viaje.

Al día siguiente ya recuperados un poco del vuelo, fuimos a la expo a recoger nuestro número Lalo, Santi, Sergio, Carlos y yo, nos tomamos nuestro tiempo para recorrerla, tomarnos fotos y comer un poco. Pese a que no nos encantó por la falta de la presencia de grandes marcas salimos contentos y emocionados de saber que sólo faltaba un par de días para la gran fiesta.

El viernes después de trotar un poco y desayunar nos fuimos de tour los cinco junto con la mamá de Santi a conocer algunos de los atractivos turísticos de los “barrios” principales de la ciudad. Por la noche Lalo y yo acudimos a uno de los eventos que tenía programado el crew AFE Tokyo, los cuales nos recibieron muy bien y se sorprendieron al ver que veníamos de tan lejos. Ahí coincidimos con integrantes de Parkdale Roadrunners y Black Roses NYC con los cuáles corrimos 5kms en el barrio de Shibuya acompañados de música y de otros integrantes de diversos equipos del mundo.

El sábado decidimos salir a caminar para despejar nuestra mente y todo transcurría muy bien hasta que llegaron 2 videos de amigos muy queridos y locos los que hicieron que se me salieran las lágrimas y me quebrara. Gracias Gabo y Alex (aka “el Tío”) sus palabras significaron mucho.

Por la tarde nos reencontramos con Lea (corredora del crew East Laurier de Montreal) ya que al enterarnos de que ella también correría el maratón pensamos que sería un buen momento para vernos después de haberla conocido en octubre. Para terminar el día cenamos los Dromo Tokios (Santi, Lalo y yo) en compañía de Sergio y los papás de Santi para hacer la última carga de carbohidratos.

Domingo 26 de Febrero, hoy es el gran día.

Decido levantarme finalmente de la cama a las 5am para empezar a alistarme, checar algunos mensajes y revisar que no se nos fuera a olvidar nada. El tiempo transcurrió rápidamente y a las 7am bajamos para reunirnos con nuestros amigos, pero Lupe nos avisa que ellos ya abordaron un camión, por lo que nos formamos en otro, para que nos llevara al lugar de salida. Todos los pasajeros eran italianos, al parecer nos habíamos colado en un camión de algún tour, sin embargo las sonrisas estaban presentes pues todos estabamos ahí para realizar el mismo sueño: Correr el maratón de Tokio.

El trayecto fue breve, tan sólo unos minutos habían transcurrido cuando empezamos a descender del autobús para dirigirnos a nuestro corral de salida, no sin antes pasar por una zona de seguridad en la que únicamente teníamos acceso los corredores. Mientras caminábamos llegué a pensar que ya no veríamos a nuestros amigos, sin embargo en el guardaropa tuve la suerte de topármelos y después nos encontramos con Lalo que había ido a dejar sus cosas al camión que le habían asignado. Estando ya todos juntos fuimos a buscar algo para comer y todos concordamos que el clima era genial, estaba fresco pero sin hacer mucho frío. La espera fue muy breve, pero en ese tiempo pudimos ver muchos corredores disfrazados, desde el que llevaba un simple gorro de oso hasta un samurai, una berenjena y varios Mario Bross.

Cuando faltaban tan sólo un par de minutos para el cierre de corrales nos deseamos suerte los Dromo Tokios para partir hacia nuestros respectivos corrales de salida. Ya estando en el mio comencé a calentar un poco mientras la ceremonia de bienvenida transcurría y de un momento a otro empezamos a avanzar más hasta escuchar finalmente el tan ansiado disparo de salida, momento en el que las piernas de todos los corredores se pusieron en marcha al mismo tiempo que ponían a andar su reloj y alzaban la mirada al cielo para ver como papelitos blancos en forma de corazón caían desde lo más alto.

Los primeros minutos fueron conflictivos, debido a que el camino se hizo estrecho apenas unos metros delante de la línea de salida, posteriormente siguió una bajada pronunciada en la que te ibas casi codeando con el de al lado, sin embargo se percibía la emoción en todos los corredores, algunos de ellos muy rápidos, no sabías distinguir si eran los que iban por 10kms o por el maratón completo, motivo por el cual decidí no presionarme y conservar el paso pues la estrategia marcaba correr 5 segundos arriba del ritmo indicado, pero cuando mi reloj marcó el primer km el ritmo que registraba era arriba de 6 minutos, lo cuál me conflictuó un poco pues sentía que ibamos rápido así que decidí mantenerme otro km más pero al ver que marcaba más o menos lo mismo recordé que habría pacers de 3hrs por lo que decidí alcanzarlos para que fueran mi referencia. Ya estando en el bloque me percaté que había varios pacers del mismo tiempo, lo cuál era muy bueno ya que el grupo era bastante grande por lo que en algunos momentos te encontrabas en medio, atrás o hasta adelante, sobre todo al pasar por las zonas de hidratación.

03Tokio

Con el bloque de 3:00 hrs

Conforme fueron transcurriendo los kilómetros pude confirmar que el nivel de los corredores de mi bloque era muy bueno, pues no nos despegábamos y la mayoría eran hombres; y así permaneciendo juntos y teniendo de compañero a un corredor vestido de sirvienta pasamos por el imponente Kinryū-zan Sensō-ji, (templo budista más antiguo de Tokio) aproximadamente en el km15 para seguir juntos hasta el kilómetro 21, pero fue hasta el km 25 entre Gambares!! y aplausos en el que decidí separarme del grupo para llevar mi propio ritmo.

05TokioHasta ese momento sólo me topé con un par de mexicanos a los que les grite: ¡Vamos México!, y algunas banderas de nuestro país entre la gente, sin embargo agradecía cada “Gambare” que nos echaba la porra nipona a nuestro paso, algunos se emocionaban y nos daban su mano para tocarla, pero el shot de energía más grande me vino al escuchar un: ¡Vamos Tania!; sin detener el paso pude voltear y comprobar que era Iván y mi hermana que estaban del otro lado de la acera esperándome para echarme ánimos para seguir, yo les respondí con un grito de ¡México! mientras que sonreía y aceleraba el paso pues sabía que en el retorno me los encontraría nuevamente, así que continúe pero aún faltaban más de 10 kilómetros por lo que decidí recuperar mi paso y seguir disfrutando la fiesta hasta que en el km 35 aproximadamente me gritan varios chicos ¡DROMO!, sí, eran los chicos de AFE Tokyo que se encontraban animando a los corredores, yo les respondí con sonrisas y levantando mis brazos … se siente muy lindo que griten el nombre de tu equipo y sé que esto no lo leerán pero les agradezco mucho ese gran momento.

Pasando el kilómetro 40 me vuelvo a topar con mi hermana e Iván que me gritaban a todo pulmón, por fin me pude acercar a ellos para que me dieran la bandera de México que traían para correr con ella los últimos kilómetros.

Con paso firme, alegre, sonriendo y portando con orgullo la bandera llegué a la meta con el reloj marcando 2:56:38El sueño se había cumplido: Cruce el mundo para correr un maratón …. y no sólo eso, terminé haciendo mi mejor marca, estaba incrédula de lo que había pasado, pero ahí estaba un reloj que me comprobaba que era cierto, entonces poco a poco continué avanzando, miraba el reloj, me tomaba fotos hasta que me encontré con un tico con el que corrí en el bloque de 3 horas, me felicitó y me dijo que corrí muy bien y que él ya no me pudo seguir el paso cuando lo invité a seguirle dando. Después de esto pasé a recoger mi bellísima medalla, no podía dejar de verla y darle besos, pero seguí tomando fotos y les escribí a mis papás y a el equipo un ¡Sí se pudo!, mientras esperaba con ansias la llegada de mi corredor, con el cual pude fundirme en un abrazo después de unos minutos y festejar juntos este grandioso logro que tanto habíamos anhelado.

Posteriormente nos topamos sorpresivamente con Lea y Carlos, nos felicitamos y empezamos a intercambiar opiniones y experiencias, pero fue hasta el hotel donde nos pudimos reunir toda la banda y celebrar con una hamburguesa y cervezas nuestro triunfo, pues pese a los resultados que obtuvo cada uno logramos conquistar Tokio.

Y como es costumbre no puedo terminar mi reseña sin agradecer así que empecemos: Este maratón no hubiera sido posible sin el apoyo de todo el equipo DROMO, no sólo por estar al pendiente de toda nuestra travesía en el maratón, sino en cada entrenamiento. A Sindo por ser el líder del grupo y animarse a reunir a tantos locos, apasionados y atascados en un mismo equipo, pero sobre todo por creer en uno… Barbón has creído en mí desde el momento en que nos topamos en Boston hace casi 2 años, y desde ahí no te cansas de contar nuestra historia e inspirarme a volar alto y si en ocasiones me llegas a percibir un tanto distante es por el respeto y admiración que te tengo, pero el cariño ahí está que no te quepa duda.

Fher, gracias por no presionarme y simplemente confiar en el trabajo que realizamos en conjunto, pero tengo que reconocerlo siempre has sido tan certero en tus predicciones que aunque yo te llegue a llamar loco hemos logrado conseguir y superar ese resultado, así que vamos por más.

Papás, gracias por seguir apoyando mis loqueras y estar al pendiente de ellas, a Karen e Iván por ponerle pausa a la fiesta un momento para ir a echarnos porra y vivir nuevamente un maratón con nosotros. A mi abuelito Enrique por decirme que siga viajando y corriendo por el mundo y sobre todo por aconsejarme para que aproveche todas las oportunidades que se me presenten pues no sabemos si volverán a suceder. A mi abuelita Amelia que siempre está al pendiente y me envía buenos deseos y felicitaciones por cada logro conquistado muchos besos y abrazos.

A toda la banda de “Los sobrinos” no sólo por aguantarme, aunque sé que a veces les da ganas de bloquearme pero en serio gracias por creer, confiar, celebrar, compartir su tiempo y demostrarnos su cariño a Lalo y a mi siempre. Chicos estuvieron presentes en esos 42.195 km los queremos muchísimo, gracias por su amistad y buena vibra, logramos sentirla en cada zancada que dimos en esa maravillosa ciudad.

16Tokio

Otro maratón más juntos 🙂

A ti flaco por luchar y ser mi cómplice en todo momento. Siéntete feliz por ese BQ que lograste, sé que ibas por un poco menos de tiempo pero muy pocos logran en tan poco el gran avance que tú has cosechado, eres un campeón y estoy muy orgullosa de ti.

Por último les aconsejo a todos los corredores que tengan un maratón o carrera en puerta a que salgan a disfrutar lo que tanto les gusta: CORRER … olvídense por un momento del reloj, sólo déjense llevar por toda esa energía y dejen que todo fluya, aliméntense de las porras, agradezcan el estar presentes y sonrían que el maratón para mi es una fiesta.

Un comentario en “Corriendo al otro lado del mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s